contacto

Problemas de aprendizaje

problemas de aprendizaje

Para hacer referencia a los problemas del aprendizaje primero debemos centrarnos en el concepto de Aprendizaje, en cómo éste se adquiere, se desarrolla y permite a las personas evolucionar.

En primer lugar debemos decir que son muchos los autores e investigadores que han hecho referencia al aprendizaje. Éste no sólo surge de la experiencia directa, sino que, también aprendemos por medio de la observación e imitando la conducta de otros.

El aprendizaje es un cambio relativamente permanente en el comportamiento, que refleja una adquisición de conocimientos o habilidades a través de la experiencia y que puede incluir el estudio, la instrucción, la observación o la práctica. Los cambios en el comportamiento son razonablemente objetivos y, por tanto, pueden ser medidos. (Papalia, D. E. Psicología, 1990, pág. 164.)

Según Comellas (1998), la orientación en los procesos de enseñanza–aprendizaje precisa un análisis de base debido a los cambios que se están produciendo en la sociedad actual.

Ahora bien, una vez que el concepto de aprendizaje lo tenemos claro es cuando estamos preparados para hablar de problemas de aprendizaje. Hace unos años, los problemas de aprendizaje se etiquetaban como que el niño era vago, trasto, o despistado, pero afortunadamente, problemas como el déficit de atención e hiperactividad (TDHA), la descoordinación motriz, la dislexia, dis-calcúlia o el Asperger, son vistos de modo distinto y pueden ser diagnosticados y atendidos con eficacia.

Los problemas de aprendizaje dificultan, afectan o repercuten en la forma y/o medida en la cual la persona procesa, asimila o entiende una información nueva. Es decir, el modo en el cual ese nuevo aprendizaje será o no incorporado adecuadamente.

Los investigadores creen que los problemas del aprendizaje son causados por diferencias en el funcionamiento del cerebro y la forma en la cual éste procesa información. Los niños con problemas del aprendizaje no son “tontos” o “perezosos.” De hecho, ellos generalmente tienen un nivel de inteligencia promedio o superior al promedio. Lo que pasa es que sus cerebros procesan la información de una manera diferente.

La definición de “Problema del Aprendizaje” o “Learning Disabilities” propuesta por S. Kirk (1963), nos habla de que las dificultades de aprendizaje constituyen un grupo de problemas diferenciado dentro de las “Necesidades Educativas Específicas” que presentan los alumnos. Como así también de la necesidad atenderlos desde la consideración específica de sus trastornos, esto supone, definir cada uno de esos trastornos y diferenciarlos a la hora de realizar una evaluación, un diagnostico o una intervención.

Por su parte, la teoría de la “Integración Sensorial” que fue creada para abordar problemas de aprendizaje en los niños. Se trata, más que de una técnica específica, de un enfoque terapéutico. Su creadora, Jean Ayres, desarrolló la teoría con el objetivo de describir, explicar y predecir, las relaciones que existen entre el funcionamiento neurológico y el aprendizaje académico.

Su hipótesis (resumida en un gráfico más abajo), es la base de esta teoría actualmente, y nos permite comprender las distintas etapas del desarrollo de integración sensorial. Este gráfico nos permite entender el proceso desde los sentidos, hasta los productos finales, es decir, desde la información que recibimos del ambiente, hasta nuestra participación en habilidades más complejas.

El desarrollo de la integración sensorial empieza durante la vida fetal y llegará a la madurez alrededor de los 10 ó 12 años. Después, la integración sigue perfeccionándose durante toda la vida.

Algunos de nuestros servicios son: Problemas de aprendizaje, Terapia ocupacional, Atención temprana, Integración sensorial, Escuela para padres, Trastornos de conducta.

problemas de aprendizaje